Dimensión Intelectual


En 1992, la Exhortación Apostólica Post-sinodal Pastores Dabo Vobis sobre la formación de los sacerdotes, recogiendo la rica tradición de la Iglesia vertida en el Concilio Vaticano II, puntualizó que la formación intelectual del Seminario es ante todo la “inteligencia de la fe” (PDV 51-56). En efecto, “si todo cristiano debe estar dispuesto a defender la fe y a dar razón de la esperanza que vive en nosotros (cf. 1Pe 3,15), mucho más los candidatos al sacerdocio y los presbíteros deben cuidar diligentemente el valor de la formación intelectual en la educación y en la actividad pastoral, dado que, para la salvación de los hermanos y hermanas, deben buscar un conocimiento más profundo de los misterios divinos” (PDV 51). Por eso, “la dedicación al estudio, que ocupa una buena parte de la vida de quien se prepara al sacerdocio, no es precisamente un elemento extrínseco y secundario de su crecimiento humano, cristiano, espiritual y vocacional; en realidad, a través del estudio, sobre todo de la teología, el futuro sacerdote se adhiere a la palabra de Dios, crece en su vida espiritual y se dispone a realizar su ministerio pastoral” (PDV 51).

El Documento Aparecida siguiendo por esta misma senda reafirma que “el Seminario deberá ofrecer una formación intelectual seria y profunda, en el campo de la filosofía, de las ciencias humanas y, especialmente, de la teología y la misionología, a fin de que el futuro sacerdote aprenda a anunciar la fe en toda su integridad, fiel al Magisterio de la Iglesia, con atención crítica al contexto cultural de nuestro tiempo y a las grandes corrientes de pensamiento y de conducta que deberá evangelizar” (DA 323).

En concreto, los estudios del Seminario Pontificio Mayor de Santiago están articulados en tres etapas, a saber, Propedéutico o curso introductorio, Filosofía y Teología. En el Propedéutico “se trata de que el alumno se conozca y clarifique sus motivaciones hasta llegar a la convicción, bien fundamentada, de que el sacerdocio diocesano puede ser el camino de su vida” (DP 114). El tiempo de Filosofía se desarrolla en tres años de estudios de los principales tratados de la filosofía e importantes materias humanistas, para conducir a los estudiantes “a un conocimiento del hombre, del mundo, de la cultura, de Dios, apoyados en el patrimonio filosófico siempre válido y teniendo en cuenta las investigaciones y progreso de las ciencias” (DP 115). El tercer momento, después de un año de práctica pastoral, consiste en cuatro años de estudios teológicos. En esta etapa, cada seminarista “junto con procurar una síntesis teológica, ha de aspirar a realizar una síntesis vital” (DP 116). Mientras que los estudios de las dos primeras etapas se desarrollan en el Seminario, los de la etapa de teología se siguen en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La dimensión intelectual de la formación sacerdotal está ordenada al proceso educativo integral de los futuros pastores. El Papa Francisco lo sintetiza magníficamente:

Como todo seminario, también el vuestro tiene la finalidad de preparar a los futuros ministros ordenados en un clima de oración, de estudio y de fraternidad. Es este clima evangélico, esta vida llena del Espíritu Santo y de humanidad, lo que permite a quienes se sumergen en él asimilar día a día los sentimientos de Jesucristo, su amor al Padre y a la Iglesia, su entrega sin reservas al pueblo de Dios. Oración, estudio, fraternidad y también vida apostólica: son los cuatro pilares de la formación, que interactúan. La vida espiritual, fuerte; la vida intelectual, seria; la vida comunitaria y, por último, la vida apostólica, pero no en orden de importancia. Los cuatro son importantes, si falta uno de ellos la formación no es buena. Y los cuatro interactúan entre sí. Cuatro pilares, cuatro dimensiones sobre las cuales debe vivir un seminario (En el Colegio Leoniano de Roma, 14 de abril de 2014).


Padre Andrés Ferrada
Prefecto de Estudios

 

Seminario Pontificio

Dirección: Av. Walker Martínez #2020, La Florida, Región Metropolitana, Chile.

Teléfonos: +56 2 2406 9500

E-mail: contacto@seminariopontificio.cl (Seminario) - pvocacional@seminariopontificio.cl (Pastoral Vocacional)